Introducción a la Tirada de la Cruz Celta

La tirada de la Cruz Celta es una de las más conocidas y utilizadas entre los tarotistas debido a la profundidad y la cantidad de información que puede brindar sobre una consulta o situación particular. Se compone de diez cartas, cada una con su particular significado y posición que aportan distintas perspectivas al consultante.

Quizás también te interese:  EL ARTE DE LEER LAS MANOS: DESCIFRANDO LOS MISTERIOS DE LA QUIROMANCIA

Preparación para la Tirada

Antes de comenzar con la tirada, es esencial preparar el ambiente y la actitud tanto del tarotista como del consultante. Se recomienda encontrar un espacio tranquilo, libre de distracciones y posiblemente con una mesa limpia donde dispondrás las cartas. Some tarotists use crystals or incense to cleanse the space energetically.

Barajando y Cortando las Cartas

El consultante debe barajar las cartas, pensando en la pregunta o situación sobre la cual busca guía. Luego de barajar, debe cortar el mazo en tres montones y reposicionarlos, eligiendo intuitivamente el orden.

Desarrollo de la Tirada

La tirada de la Cruz Celta se compone de dos secciones, una en forma de cruz que representa la situación presente y una columna a la derecha que ofrece una visión del futuro.

La Cruz

Las cartas se disponen de la siguiente manera:

  1. La situación actual.
  2. El reto inmediato o problema.
  3. La base o raíz de la cuestión, lo que está debajo.
  4. El pasado reciente, eventos que aún pueden influir en la situación.
  5. Posibilidades inmediatas, lo que está por encima y puede manifestarse pronto.
  6. El futuro inmediato, que ocurre dentro de las próximas semanas o meses.

La Columna

La segunda sección también tiene su secuencia de lectura:

  1. El consultante, su actitud y cómo se relaciona con la situación.
  2. El ambiente, las influencias externas, amigos o eventos que pueden afectar el resultado.
  3. Las esperanzas o miedos, lo que el consultante desea o teme que suceda.
  4. El resultado final, la síntesis de todas las cartas y el posible desenlace de la consulta.

Interpretación de la Tirada

La interpretación de la Cruz Celta debe ser holística, contemplando cómo cada carta se interrelaciona con las demás. No se trata solamente de leer el significado individual de cada carta, sino de entender el mensaje que el conjunto trae al consultante.

Conectando las Cartas

Es importante prestar atención a las conexiones entre las cartas, especialmente las que se encuentran enfrentadas en la cruz, ya que pueden ofrecer pistas sobre cómo los eventos o actitudes del pasado están afectando el presente y cómo esto puede llevar a futuros resultados.

La Importancia de los Arcanos Mayores

Si en la tirada aparecen predominantemente Arcanos Mayores, esto puede indicar eventos o fuerzas significativas en juego que pueden estar más allá del control del consultante. Por el contrario, una prevalencia de Arcanos Menores puede señalar que las circunstancias actuales son más maleables.

Consejos Finales y Buenas Prácticas

  • Siempre abordar la tirada con respeto y mente abierta.
  • No tener miedo de volver a hacer la pregunta si las cartas parecen confusas o poco claras.
  • Es esencial la práctica constante y el estudio profundo de cada uno de los arcanos.
  • Recordar que el tarot ofrece orientación, pero el libre albedrío y la acción responsable son fundamentales para el consultante.

Conclusión

Quizás también te interese:  Aprende Cómo Leer el Tarot de las Brujas Paso a Paso - Guía Completa

La tirada de la Cruz Celta es una poderosa herramienta del tarot que ofrece perspectivas amplias sobre la vida del consultante. Con práctica y dedicación, se puede dominar esta tirada para brindar lecturas significativas y enriquecedoras. Recuerda siempre usar el tarot con sabiduría y como un canal para el bienestar y el crecimiento personal.