LEO 23/07 – 22/08

El signo de Leo es fijo y pertenece al elemento fuego, siendo también el signo más dominante del zodíaco. Es una persona creativa y abierta, con ambición, valentía, fuerza, autonomía y una gran seguridad en sí mismo. Sabe exactamente hacia dónde quiere dirigirse y nada ni nadie puede impedírselo. Sin embargo, también tiene algunos puntos negativos que pueden ser tantos como sus virtudes: vanidad, egocentrismo, arrogancia, falsedad y un carácter explosivo, entre otros defectos.

Los Leones son entusiastas, creativos y a menudo comprensivos con las circunstancias de los demás. Les encantan los lujos y la aventura, y les motiva correr riesgos. También se caracterizan por tener una alta estima por todo, especialmente por ellos mismos, lo que los lleva a evitar la vulgaridad.

Dado que disfrutan de la emoción de las nuevas experiencias y les encanta estar rodeados de mucha gente, es muy probable que tengan diferentes círculos sociales y amistades, aunque nunca olvidarán a sus verdaderos amigos.

En el amor, Leo es romántico, un poco caprichoso, no muy fiel y se deja cautivar por la belleza. Además, no le falta sinceridad, al menos mientras dure el amor. Por último, disfrutan de las relaciones sexuales, por lo que es probable que tengan diversas y diferentes parejas a lo largo de su vida.

Es importante tener en cuenta que estas características son generales y que cada individuo tiene su propia personalidad única, más allá de su signo zodiacal. La astrología proporciona una guía general, pero no determina completamente la forma en que las personas se comportan o experimentan la vida.